martes, 30 de junio de 2015

Any Given Sunday: Bale Belgian la Bida

Un amigo me pidió que hiciera una Amber Ale ligera, amigable y que pudiera gustarle a los novatos o gente que en su vida había probado lo artesanal lo cual pues no me convenció del todo porque pues, no es un estilo que me guste del todo pero como dice el eslogan de nuestro virtual gobernador electo la raza paga, la raza manda.

Como no fue idea mía esta cerveza no se me ocurría tampoco un nombre y como para nomas nombrarla “Amber Ale” pues que insípido, no es lo mío así que hice una pequeña dinámica con mis contactos en Facebook para que la nombraran. La verdad y como he mencionado en otro post el juego de palabras de usar “Belga” en el nombre de una cerveza se me hace vulgar y predecible pero para que se den una idea de cómo estaban los demás que este fue el más aceptable.

Este chavo quería algo bien simple y básico pero para meterle algo de jiribilla decidí de último momento meterle levadura de abadía (por eso lo de Belgian Bale la Bida) ya que la última vez que la utilicé en una cerveza no me convenció del todo y quería darle una segunda oportunidad.

También por comodidad y tiempo hice el método de no sparge que es básicamente agregar toda el agua que vas a necesitar, reduce la eficiencia pero te ahorras mucho tiempo.

Receta
----------
Volumen: 18 Litros
OG Esperada: 1.046
FG Esperada: 1.008
SRM Esperado: 15
IBU Esperado: 33
ABV Esperado: 5%
Eficiencia: 65%

Tiempo de hervor: 60 minutos

Malta
----------
2.4kg (54.3%) Pale Malt
1.6kg (36.3%) Munich 15L
220gr (5%) Crystal 120L
200gr (4.5%) Crystal 90L

Lúpulo
----------
1oz Northern Brewer @40min
1oz Fuggle @0min

Extras
----------
1tsp Irish Moss @10min

Levadura
----------
1pkt Fermentis SafBrew Abbaye

Una foto publicada por Eslem Torres (@eslemtg) el

Proceso
----------
Macerado: Single infusión con 36lts de agua a 70°C para que bajara a 66°C ya con los granos durante 75 minutos, subí a 75°C por 7 minutos como mash-out.

Hervor: Agregue la onza de Northern Brewer al restar 40 minutos para llegar a los 30 IBU pero podría haber sido más tiempo con menos lúpulo, al restar 10 minutos agregué Irish Moss. Al terminar el hervor esperé que bajara a 70°C el mosto enfriándolo y agregué la onza de Fuggle para aroma y al enfriar a la temperatura buscada lo pasé al garrafón.

Fermentación: Por 10 días a 21°C.

Embotellado: Embotellamos agregándole 3.15oz de priming sugar.

Al final el día terminó sin ningún problema más que la friega de que el mismo día que hice esta Amber Ale embotellamos la Cheyenne y pues se extendió bastante el día. No es queja pero preferiría no hacerlo de nuevo a menos que fuera barril, eso sería bien sencillo y chévere… pun intended.

Nos estamos leyendo

Eslem Torres

miércoles, 24 de junio de 2015

004

Como cada año me gusta ponerme un poquito romántico y publicar un post de agradecimiento en el aniversario de este, su blog cervecero favorito. En esta ocasión hay mucho que remembrar, estamos a un par de días de irnos al tercer Tour of Awesome que organizamos a Baja y California. Promete mucho y lo digo como fan y no como staff. Para los que se quedaron con las ganas ya saben, podría o no haber tour el próximo año.

Como no agradecer a todos los que hicieron posible también que se llevara a cabo Capital Cerveza Monterrey, el proyecto más ambicioso que tuvimos que aun con mucha área de oportunidad para mejorarlo quedamos bastante satisfechos con el resultado de este.

Desde Febrero se han estado haciendo también los Local Craft Beer mensualmente (y ahora cada dos semanas para esta temporada #beeraniega) y aunque la dinámica no es como en los festivales o ni siquiera como los primeros LCB ha funcionado muy bien, ver cómo la gente lo toma de after office y vienen a un juevebes muy chido es algo que hace dos años no hubiéramos pensado. Honestamente no me canso de agradecer a los que lo hacen posible y sobre todo a los que asisten cada mes pues sin el quorum no podríamos estarlos haciendo.

Los lectores más de antaño habrán notado un drástico cambio en este blog y su temática desde hace un par de meses, empezando a enfocar más a hablar sobre homebrewing ya que nos hemos clavado en este tema. Sobre esa línea quisiera agradecer principalmente a tres personas; Jimmy Cantú, Mawa Guerra y Carlos Cohen, sin duda estupendos cerveceros caseros (bueno, Cohen ya es más pro que casero) cuyos consejos han sido de mucha ayuda para lograr mejor y más consistente cerveza pero más importante sus opiniones honestas cuando prueban algo que hice y me dan su retroalimentación.

En fin, ahí van las cosas y no podría estar más contento con lo que se hace en In Cervesio Felicitas estos días… pero nunca es suficiente.

Nos estamos leyendo

Eslem Torres

lunes, 22 de junio de 2015

Ommegang Three-Eyed Raven



Hace ya un par de años la cervecería americana Ommegang se alió a HBO para lanzar unas cervezas con la temática de esa serie que muchos amamos odiar que es Game of Thrones. Esta es la quinta de esa línea de cervezas que fueron "Iron Throne", "Take the Black", "Fire & Blood", "Valar Morghulis" y la que nos compete este día: Three-Eyed Raven.


La semana pasada fui al departamento de Mudo a charlar sobre diversos temas, muchos de ellos cerveceros, y aprovechando que era temprano y que seguíamos con estos sentimientos después del final de la quinta temporada de Game of Thrones Mudo nos sorprendió sacando esta cerveza de su refrigerador para que le diéramos matarile. Era medio día y aun teníamos mucho que hacer más adelante pero, mñeh, Mudo es bien YOLO y pos yo ya estaba ahí así que estas fueron las notas de esta cerveza.



Nombre: Three-Eyed Raven
Cervecería: Ommegang Brewery
Estilo: Dark Saison / Farmhouse Ale
Alcohol por Volumen: 7.2%
Lúpulo: Hallertau Spalt, Tettenang y Bravo
EXTRA: Dark Candi Sugar
Cantidad: 750ml
Procedencia: Cooperstown, Nueva York, Estados Unidos

Vista: Negra completamente aunque con un toque rojizo muy sutil a contra luz. Una corona amplia acolchada de media retención.
Olfato: Especiado notorio, una cierta dulzura de la levadura que me recuerda un poco más a lo dunkelweizen que a lo Belgian dark.
Gusto: Cuero ligero, bien tomable con un amargor notorio, bastante fuerte para un saison pero que no incomoda, cierta nota especiada a clavo, pimienta sutil y un sabor a caramelo quemado, algo tostado pero sin ser café o chocolate, una nota muy agradable.

Veredicto: Excelente, la verdad no he probado tantas Dark Saison o etiquetadas como tal como para asegurar que el estilo no me gusta, pero mis experiencias no habían sido buenas, pero esta Dark Raven llegó en el momento adecuado para formarme la opinión contraria.
¿Material para cava? Sólo si eres coleccionista.
Maridaje recomendado: Probablemente un pollo así al horno con salsa BBQ pero no sobre cargado, le vendría muy bien pa acompañar. Pero el mejor maridaje sin duda hubiera sido acompañarla con el cierre de temporada de Game of Thrones, aún sigo llorando.

Me pareció bastante interesante y me sembró la espinita de querer hacer algo similar. Me doy una idea de cómo hacerle para que el tostado no sea tan rudo, un Carafa Special o Blackprinz haría el truco y pues usar dark candy sugar también podría ayudar.

Nos estamos leyendo

Eslem Torres

jueves, 18 de junio de 2015

ICF ¿Y la Cheyenne APA?

- Pero esa camioneta es Ford! - Si, no hagan pedo.

Pasaron un par de semanas desde que la embotellamos y un día de esos que traíamos de esa sed mala, de la peligrosa, de esa que te hace cantarle al recuerdo tus penas le dimos cran a una de las botellas y aproveché para tomar notas y aquí los resultados.

¿Y La Cheyenne APA?

Disculpen la foto pero A) Es botella reciclada y B) No encuentro la foto que tome precisamente para este post así que use una que tenía en Instagram así que pro eso el filtro, una disculpa.


Vista: Dorado obscuro con una ligera carbonatación espuma de baja duración dejando lazo en el vaso.
Olfato: Cierta nota a naranja, toronja y mango pero no tan potente aunque notoria.
Gusto: Buen cuerpo, sutil carbonatación en boca con una amargura que se nota pero no agresiva. El sabor es notorio pero sutil dando esas notas tropicales tan clásicas del Citra con lo toronjoso del Centennial pero sin ser tan potente como yo esperaba.

Conclusiones: Not bad, no sé qué tan cierto o no fue la idea del hopbursting para aligerar la agresividad del amargor pero valdría la pena volverla a hacer ahora con el método tradicional y agregarle unos gramillos de lúpulo para más sabor y aroma aunque eso ya es a gusto personal, hubo quienes así les pareció ideal.

Quedé contento, es una cerveza bien amistosa para tomar y que entra en mi categoría de que puedo tomarme varias sin problema, sin que me canse el sabor o sin emborracharme tan rápido. Lo que me gustó también es que el nombre se prestó para hacer jiribilla como “andamos paseando a La Cheyenne” o “nos trajimos la Cheyenne de vacaciones” o el “andamos con La Cheyenne en el festival” o la próxima “nos trajimos La Cheyenne a Tijuana” aquí unas fotos.







Nos estamos leyendo

Eslem Torres

martes, 16 de junio de 2015

Farmhouse Ales: Culture and Craftmanship in the Belgian Tradition – Phil Markowski


No es novedad mi afición por los estilos granjosos, así que entre estas ganas de seguir leyendo y aprendiendo más a detalle sobre lo que a uno le gusta era natural que terminaría por comprar este libro, sobre todo después del excelente Brew Like a Monk era una garantía que esta serie de libro está bien hecha y con información muy útil para esos que queremos saber de historia y los que queremos hacer nuestras versiones en casa.

Phil Markowski, el autor, es cervecero profesional desde 1989 y es considerado una de las autoridades en Norteamérica en lo que respecta a fabricar estilos belgas. En su historial trae 22 medallas en el Great American Beer Festival para las cervecerías en las que ha trabajado. En adición a eso tiene un par de contribuciones, la primera es de parte de Tomme Arthur, Director de Operaciones Cerveceras en Lost Abbey y Port Brewing que se avienta un prefacio sobre lo que es el producir cervezas de inspiración belgas. El otro colaborador es Yvan De Baets, fundador de Brasserie de la Senne que se avienta una soberbia historia sobre la Saison y su historia.

El libro se compone de dos partes solamente, la primera es sobre Biere de Garde que viene siendo de las Farmhouse Ale más francesa que belga y la segunda parte es del que todos conocemos más como Saison que es el clásico al que se suele hacer referencia cuando hablamos de Farmhouse. De ambos estilos nos hablan de la historia, sub estilos y cervezas típicas que dan las características que buscaríamos cuando hablamos de esos estilos, nos explican a que deben saber, que características buscar en ambas y como hacerlas, sus ingredientes y procesos dándonos un par de recetas al final para que lo intentemos aunque sin mucha información a detalle aunque si lees las partes de cómo elaborar las tuyas no tendrás ningún problema.

Es bien difícil que después de leer estos libros no te den ganas de hacer las tuyas adecuándolas a tu gusto personal pero si puede que aprendas dos que tres cosas que a veces desconocemos, por ejemplo todo lo que trataba sobre Biere de Garde era nuevo para mí, siempre las tome como una versión más potente y maltosa de una saison regular pero aparentemente fermenta más fría y con levaduras neutras, dígase Kölsch, lagers alemanas o hasta ahora recomiendan American Ale, son detalles que te hacen pensar que lo que uno cree sobre cerveza no necesariamente es verdad.

Es otra buena recomendación para tener en el librero y leer varias veces, sobre todo cuanto te interesa la historia.

Nos estamos leyendo

Eslem Torres