jueves, 27 de agosto de 2015

Wild Brews: Beer beyond the Influence of Brewer's Yeast - Jeff Sparrow

Después de los estupendos libros sobre Farmhouse Ales y el Brew like a Monk no podía ignorar el tercero libro sobre hacer cervezas estilo belgas, Wild Brews se centra como nos lo indica el libro en todo lo que se hace junto a bacterias y demás bichos, si Farmhouse Ale se centraba en Saison y Biere de Garde mientras que Brew Like a Monk nos hablaba de las cervezas de abadía y trapenses, Wild Brews se queda con los faltantes de la famosa tradición belga, las Flanders Ale y las Lambic.

Honestamente intenté leerlo un par de veces con el transcurso de los años pero cada que lo empezaba no entendía mucho de lo que estaba leyendo, lo dejaba y me ponía a leer otra cosa. Fueron pasando los años, fui aprendiendo más sobre cerveza pero seguía ese libro ahí, pidiéndome ser leído pero yo como el cobarde que soy no me animaba, pero al final tuve que sobreponerme a mis miedos. Ustedes no están para saberlo pero voy a hacer una Sour Ale próximamente, así que después de repasarme por muchos foros y sitios web me tuve que dar a la tarea de leer primero este libro que todos lo ponían como una referencia y teniendo las otras dos experiencias (que al menos el de Farmhouse Ales lo repito seguido y es de mis cabeceras para referencias en hacer Saison) me esperaba un libro con mucha historia y algunos tips sobre cómo hacer estas cervezas, para mi sorpresa me movieron un poco el tapete de lo que esperaba.

Similar a los dos anteriores libros de lo que podríamos llamar La Saga de las 12 Casas Bélgica empieza con la temática del origen, la historia, que podemos encontrar en las características de estas cervezas tanto en aroma como en sabores y contándonos sobre los productores más populares de esa región, curiosamente y a diferencia de los otros dos tomos, no toma muchos ejemplos americanos porque si de por sí estamos de acuerdo que hoy por hoy en el 2015 no hay demasiados productores ¿imagínate antes del 2005 que fue cuando salió el libro?

La cosa se empieza a poner espeluznante cuando ya empezamos a hablar sobre hacer cerveza y como el libro nos dice una y otra vez, los resultados pueden (y van a) ser variables. Los perfiles de maltas y lúpulos son bien similares entre los estilos que vemos en esta Saga de Bélgica pero como siempre hemos sabido, el verdadero truco en las cervezas de especialidad belga es la levadura y bueno, para hacer una Flanders o una Lambic hay que agregarle los bichos (Brettanomyces, Pedioccocus y Lactobacillus) los cuales al ser más salvajes es bien difícil poder controlar. A y sí, el autor nos recuerda constantemente que el ingrediente más importante al querer simular estas especialidades es la paciencia, mucha maldita paciencia.

Honestamente, tienes que tener un poco de noción de lo que están hablando en este libro para poder exprimir lo más que puedas la información, afortunadamente puntos importantes se repiten constantemente para recordarlo y tener en la memoria lo necesario para entender lo que le sigue en temática y sobre todo en el "control" de las levaduras y demás microorganismos (ja! Controlar bichos). Si, siendo honestos hay momentos en que me desalentaba a seguir leyendo porque pensaba "¿Por qué voy a batallar tanto y esperar tanto para esto?" Pero creo que hay cosas que valen la pena esperar y las sours son una de ellas.

No me quedo aquí inmediatamente después de terminar este libro me hice con el American Sour Beers para no perder el ritmo ya que quiero hacer esta sour ale que tengo planificada para antes de que termine el año y a palabras del autor de American Sour Beers, ayuda mucho haber leído Wild Brews antes para hacer más digerible el siguiente libro. Algo que me gusta decirle a la gente que me pregunta que tan complicado es hacer cerveza es: puede ser tan sencillo y simple o tan complicado y complejo como tú quieras hacerlo y bueno, ya me estoy acercando peligrosamente a lo más complicado, complejo y lento de este bonito hobby.

Al terminar de leer Farmhouse Ales y Brew Like a Monk te dan ganas de hacer las cervezas que ahí vienen descritas y con Wild Brews sucede lo contrario, cuando te dan ganas de hacer sours tienes que leer este libro por necesidad, no por gusto.

Nos estamos leyendo

Eslem Torres

martes, 25 de agosto de 2015

Any Given Sunday: IBUprofeno (la revancha)

En el Any Given Sunday anterior hablamos de la IPA que intenté hacer para una competencia y que salió garrafalmente mal y como soy un maldito egocéntrico no iba a dejar que quedaran así las cosas por lo que ahora ya con un refrigerador y su control de temperatura (también casero y que lo puedes hacer tu mismo, holgazán) me dispuse a repetirlo. Primero las modificaciones a la receta son algunos detalles y cambio de giro, me gustó la idea de que quedará más sesionable así que con la moda y mame de las Session IPA dije “¿por qué no?“ y me fui a bajarle el ABV a 4.5% estimado. Otra fue la carga de lúpulo, no estaba seguro si fueron los fenoles o que le puse muy poca cantidad porque no sentía el aroma y sabor que esperaba así que le metí un poco más de gramos y otras variedades.


Volví a arriesgarme con el método de no sparge al fin que ya le calé bien el agua a los camotes y ya estoy seguro de la eficiencia real que me da mi sistema con este método. Aunque la realidad es que la eficiencia es bastante baja a comparación de un método más tradicional la diferencia en costo es bastante mínimo cuando haces 19 litros pues esto se refleja en 600 gramos más de malta pero que me hace ahorrarme una cantidad de tiempo considerable. También decidí cambiar la forma de agregarle el lúpulo y en lugar de usar para amargor y luego en whirpool decidí irme por el hop burst de arrojar todo a los 10 y 5 minutos de terminar para agregar aroma y sabor, método que utilice muy satisfactoriamente en la ¿Y la Cheyenne APA? Que hice hace meses con un agradable perfil que creo le vendría bien a una session IPA. Pero el cambio más importante fue utilizar un refrigerador.


Ahora sí, a la receta.


Receta
----------
Volumen: 19 Litros
OG Esperada: 1.047
FG Esperada: 1.010
SRM Esperado: 5
IBU Esperado: 65
ABV Esperado: 4.7%
Eficiencia: 60%

Tiempo de hervor: 60 minutos

Malta
----------
3.5kg (71.4%) Pale Malt
1kg (20.4%) Munich 10L
400gr (8.2%) Cara-Pils

Lúpulo
----------
46gr Centennial @10min
34gr Amarillo @5min
34gr Citra @5min
34gr Mosaic @5min
34gr Simcoe @5min

22gr Amarillo @Dryhop 7 días
22gr Citra @Dryhop 7 días
22gr Mosaic @Dryhop 7 días
22gr Simcoe @Dryhop 7 días

Extras
----------
1tsp Irish Moss @10min

Levadura
----------
1pkt Fermentis SafAle American US-05


Una foto publicada por Eslem Torres (@eslemtg) el


Proceso
----------
Macerado: Maceré a 66°C durante 75 minutos con 38 litros de agua (70.3°C para que al agregar los granos bajara a 66°C). Subí a 75°C por 10 minutos como mashout. No sparge requerido.

Hervor: Hervimos durante 60 minutos, al restarle 10 minutos para terminar el hervor agregamos el Irish Moss y 46gr de Centennial, al restar 5 minutos se agregó 34gr de Amarillo, Citra, Mosaic y Simcoe.

Fermentación: Por 7 días a 18°C (ahora sí controlado) de fermentación primaria más 5 días de Dryhop a la misma temperatura y otros dos días a 15°C.

Embotellado: Agregamos 96gr de azúcar de mesa disueltos en poca agua en la cubeta de embotellado junto a la cerveza terminada.


Ahora sí, todo fluyo como debería, sin problemas, sin complicaciones y con una cerveza que promete. Aunque si debería agregar que no aprendí la lección y dije yo muy seguro “voy a embotellar y a hacer cerveza el mismo día” pues estaba confiado que unos amigos irían a echarme la mano… los cuales me dejaron morir y eso de andar embotellando y meneándole a los frijoles al mismo tiempo no es que sea complicado nomas es que estresa… pero como el hombre es el único animal que tropieza de nuevo y con la misma piedra ahí iba yo de imbécil a volverlo a hacer cuando embotelle esta (iba a hacer una prueba para la cerveza de boda de nuestro querido amigo Crónicas de Narnia Malta) pero dije “ni que lo quisiera tanto” así que lo siento Rulo pero esa cerveza la hago la próxima semana.


Nos estamos leyendo
Eslem Torres

jueves, 20 de agosto de 2015

Stone Stochasticity Project QUADROTRITICALE


Siguiendo con nuestra pequeña sesión privada le toco turno a esta cerveza que sacó Mudo de su dotación personal, yo también llevaba una Quad por lo que sería bueno comparar dos diferentes interpretaciones del estilo, en este caso empezamos por la Quadrotriticale de Stone Brewing Company una cerveza con un nombre complicado y que después leímos lo toma de que incorpora Triticale, un tipo de grano poco usado hoy en día en la cerveza. He leído bastante sobre este grano en los libros sobre cervezas belgas pero no me he tomado la molestia de investigar sobre este grano, pero eso no es lo que nos truncha en este sitio así que vamos a las notas.



Nombre: Stochasticity Project QUADROTRITICALE
Cervecería: Stone Brewing Company
Estilo: Belgian Quadrupel
Alcohol por Volumen: 9.3%
IBU: 40
EXTRA: Incluye en el malt bill el Triticale, un grano que supuestamente da notas similares al trigo y centeno ¡EN UNO SÓLO GRANO!
Cantidad: 22oz
Procedencia: Escondido, California, Estados Unidos.


Vista: Ámbar cobrizo obscuro, carbonatación media pero sin nada de espuma.

Olfato: Mucho el especiado belga y oxidado como uva pasa y ciruela.

Gusto: Buen amargor, muy Stone de su parte. Notas a las clásicas maltas belgas y el oxidado que me recordó más a un Barley Wine que a Quad.


Veredicto: Muy buena, honestamente no pudimos encontrarle ese plus o extra del Triticale y seguramente si no nos dijeran que lo tiene ni lo hubiéramos notado, de hecho aun diciéndonos que lo tiene no lo notamos. También ese toque más barleywinesco que quadrupeloso no es malo, ellos pueden ponerle lo que se les dé la gana de nombre, pero siendo yo más fan de los Barley Wine que de los Belgian Strong Dark Ale agradecí esas notas.

¿Material para cava? Si podría aguantar bien el tiempo en cava.


Interesante cerveza, vale la pena probarla, no estoy completamente seguro de querer repetirla, habrá gente que sí. Me da curiosidad a que sabrá el Triticale en una cerveza más “limpia” para en realidad notarlo ¿a qué sabrá el grano? ¿Dónde lo podríamos comprar? ¿Será barato? ¿Mejor me dejo de ridiculeces y uso trigo y centeno? No lo sabremos.


Nos estamos leyendo
Eslem Torres

martes, 18 de agosto de 2015

Alpine Nelson



Es común en este bonito hobby que compartimos que es el tomar cerveza haya lo que nos gusta llamar intercambios, sobre todo en Estados Unidos se da mucho ese mercado donde la cerveza tiene un valor por otras cervezas y se suele hacer entre cervezas que no podrías ponerle las manos fácilmente, cosas raras pero poco conocidas o conseguir esas rarezas y elusivas ballenas. Ofrecer dinero a cambio de cervezas es mal visto en esta comunidad y la idea no es hacerlo por dinero, sino por cerveza, como lo hacían los egipcios, creo.


Este caso fue algo distinto, aprovechando la vuelta a Cervecería Insurgente el buen Diego me pidió si podía llevarle unos goodies de aquí de Monterrey a lo cual accedí sin problema y ya estando allá le entregue, le dije que no me lo pagara con $$$ sino que luego me mandara alguna cerveza coqueta con el solecito Mike de Amante de la Buena Cerveza pero ¡boom sorpresa! Diego sacó de su stash personal y me dio esta Alpine Nelson fresca muy fresca lo cual agradecí, me bebí y le tome las siguientes notas, a tu salud mi estimado.



Nombre: Nelson
Cervecería: Alpine Beer Company
Estilo: Rye IPA
Alcohol por Volumen: 7%
Cantidad: 22oz
Procedencia: Alpine, California, Estados Unidos.


Vista: Amarillo paja semi filtrada con poca carbonatación y una corona compacta de buena permanencia.

Olfato: Tropical, mucha nota a piña, guayaba, mango y uva, de media a alta potencia. Era un maldito y condenado perfume desde que la abres.

Gusto: Final seco con un amargor notorio pero sutil, nada intenso y de muy buen sabor acorde a los lúpulos neozelandeses tropicales deliciosos los condenados. Tiene un toque dulzón y una notita panosa muy agradable que supondré es del centeno pero que combina muy bien con los lúpulos. Una chulada de cerveza.


Veredicto: De poca madre, este tipo de IPA me gustan en exceso, donde el sabor y aroma de los lúpulos es lo más notorio y una amargura nada agresiva, aunque hay momentos en que agradezco esa rudeza de los co-humolones la mayoría de las veces me inclino por algo, digamos, más limpio.

¿Material para cava? Ja, no, para nada. Tan así que el mismo Diego me insistía mucho en “llega a tu casa y tómatela”, lo cual hice.


Best trade ever! Poder tomar esta cerveza en la comodidad de mi mecedora de abuelita en el patio fue un gran win! Tomarla de la mera ubre está chido pero a veces uno quiere posar el puerquesito que se carga en su tradicional mecedora de rancho, no me juzguen.  


Nos estamos leyendo
Eslem Torres

jueves, 13 de agosto de 2015

Modern Times Universal Friend


Hace un par de días me junte con el buen Mudo a platicar amenamente mientras compartíamos una importante calidad de cervezas que nos trajimos de San Diego para nosotros, como no podía ser de otra manera insistí mucho en tronarnos aunque fuera una saison porque hace calor, es de mis estilos favoritos y porque fuck it, why not? Así que aprovechando que nos regalaron unas botellas de Universal Friend con Pinot Grigio cuando andábamos en Modern Times Beer pensé que sería buen momento para tomárnosla y sobre todo para abrir garganta porque a pesar de ser una cerveza de 7% de alcohol, las cosas iban ir sólo para arriba a partir de ahí. Pero dejémonos de introducciones y bragging y vamos a lo que en verdad importa, yo la cerveza.


Nombre: Universal Friend Pinot Grigio
Cervecería: Modern Times Beer
Estilo: Saison / Farmhouse Ale
Alcohol por Volumen: 7.2%
Malta: Pilsner y Wheat Flakes
IBU: 35
EXTRA: Mosto de Pinot Grigio
Cantidad: 22oz
Procedencia: San Diego, California, Estados Unidos.


Vista: Amarillo paja, turbio de a madre, muy activa en la carbonatación pero sin nada de corona.

Olfato: Uva blanca, mucho a uva y una nota sutil como a sulfuro, unas notas granjosas muy de saison, especiadas pero no muy potentes en realidad la uva dominaba.

Gusto: Cuerpo ligero, amargor pero de la uva, no una amargura típica sino diferente, como acidez pero sin llegar a ser acido, carajo, es complicado de explicar ahora que lo pienso. Muy burbujeante en boca con un seco notorio, esas notas granjosas de la levadura presentes y esa notita a sulfuro que medio no me convencía. Buen equilibrio entre el sabor de la uva y de la cerveza.


Veredicto: Excelente, a pesar de esa notita que no me gustaba no era lo suficientemente intensa como para arruinarme la bebida, refrescante y sencilla de tomar aun para sus 7% de alcohol. Honestamente de lo mejor y más interesante que he probado en lo que va del año (como lo comentaba en el post del Tour of Awesome Vol. 3) y espero que sigan repitiéndola con esta uva, aunque la que era con Pinot Noir no fue mi favorita era igual de interesante. Según el sitio web de Modern Times también la piensan hacer con Chardonnay.

¿Material para cava? Las saisons en general, a diferencia de otros tantos estilos que he añejado, es el que al menos a mí se me ha hecho más grato abandonar por meses, sin embargo siendo que esto tiene mosto de uva mezclado con el mosto estándar para hacer cerveza no tengo ni la más remota idea de que podría pasar, aunque también con lo sabrosa que está no veo porque la dejaría tanto tiempo en el refrigerador.


Según la página web de Modern Times es un lanzamiento de temporada veraniega y da la casualidad que el Tour of Awesome del próximo año también va a ser en verano, nomás de imaginarme de nuevo bebiéndola en la misma cervecería se me hace agua la boca, lo bueno es que aún nos quedan unas dos botellas de esta (si es que Mudo no se las ha tomado, espero que Mudo no se las haya tomado).

Nos estamos leyendo
Eslem Torres